Final de Champions: Manchester City – Chelsea

Todos los enlaces patrocinados

PUBLICIDAD

El partido más importante del año en Europa tiene color inglés

El Estadio do Dragão de Oporto acoge la 66.° final de la máxima competición de clubes de Europa tras el cambio de partido desde la sede inicial de Estambul.

Pre partido todo apunta a que el Manchester City puede convertirse en el 23.° equipo diferente en ganar la UEFA Champions League, mientras que el Chelsea intentará convertirse en el 13.° elenco que gana este certamen en más de una ocasión, por lo que esta final 100 % inglesa se presenta de lo más interesante.

A pesar de su bajo rendimiento en los últimos cuatro partidos donde llegaron a perder 2 encuentros, cabe destacar que el City se coronó campeón de la Premier League hace casi tres semanas lo cual justifica estos números, por si fuera poco, en lo que respecta a la presente edición de Champions, los hombres de Pep Guardiola cuentan con 11 victorias en 12 de los cuales en seis de ellas marcó antes del min. 20, por lo que su rendimiento a nivel continental queda fuera de toda duda. De hecho, está a la caza del record del Real Madrid en la temporada 2001/02, donde el cuadro «merengue» ganó la Champions tras conseguir 12 triunfos en la campaña y conociendo a Guardiola, pensamos que es un record que no querrá dejar escapar.

Sin embargo, una estadística que no gustará a los de Guardiola, es que el City ha perdido dos veces ante el Chelsea desde mediados de abril en adelante — dos resultados que que se incluyen en la espectacular racha del Chelsea de 40 partidos sin empatar, de los cuales 35 fueron victorias.

Jugadores a seguir:

 

El único jugador del City que ha participado en una final de la Champions, İlkay Gündoğan, ha contribuido para que el City gane superando el hándicap de -1 en seis de los siete choques de UCL en los que ha marcado para los Citizens.

 

Timo Werner el alemán está deseoso de alzarse con el máximo entorchado europeo y su hambre de gol puede contribuir al triunfo de los londinenses.

 

Dato destacado: El equipo que ha anotado el primer gol se ha alzado con la preciada orejona en las últimas seis finales, algo que también ha ocurrido en 12 de las últimas 14, con lo cual marcar primero en Portugal, puede tener doble premio.